sábado, 2 de marzo de 2013

Eduardo Dios Jaraiz
Pintura





   




















"El hombre es un dios cuando sueña y no es mas que un mendigo cuando piensa"
Hölderlin

















Preguntas al horizonte
oleo sobre lienzo
150x100cm
2015
















La calma de los dioses
oleo sobre lienzo
160x132cm
2013

















Armonia
oleo sobre lienzo
120x180cm
2015































Fortaleza
oleo sobre lienzo
120x180cm
2015


































Sabiduria
oleo sobre lienzo
120x180cm
2015




































La familia real
oleo sobre lienzo
162x195cm
2015


































El arte de Eduardo Dios es la pintura de la íntima oscuridad y, a la vez, de las ardientes confesiones humanas

Luciano del Rio
Escritor y crítico de arte
29 de Julio de 1975













Gritos entre cosquillas de muchachas
oleo sobre lienzo
162x130cm
1990










Volad paginas deslumbradas
oleo sobre lienzo
360x130cm
1989













La ciudad sumergida
oleo sobre lienzo
60x35cm
1988-92
















Bajo el abismo un sol reposa
oleo sobre lienzo
60x35cm
1988-92















Pareja de amantes en el abismo
oleo sobre lienzo
100x130cm
1989













Ceico y alcione
"El mito del amor eterno"
oleo sobre lienzo
140x170cm
1988-92
















Ceico y alcione
oleo sobre lienzo
140x170 cm
2012












Escaladores
oleo sobre lienzo
100x130cm
1984












Preguntas al horizonte 2
oleo sobre lienzo
70x60cm
2014













El adios
oleo sobre lienzo
160x130cm
2009













El equilibrista
oleo sobre lienzo
120x195cm
2010












LA MIRADA INTERIOR

   La sustancia de mi obra esta compuesta del sedimento espiritual que me ofrecen los instantes sucesivos, de la experiencia vital que penetra en mí, en cada momento fugaz, desde un paisaje, una mirada, una palabra o un acontecimiento que me pueda emocionar, las ciudades o los pueblos en donde he vivido o los sueños que guiaron mi obra en una dirección determinada.












La musa abandonada
oleo sobre lienzo
163x195cm
2014

























Guardian del tiempo
oleo sobre lienzo
162x130cm
2013

















Alegoria de la verdad
oleo sobre lienzo
162x195cm 
2014



























La imagen del instante
oleo sobre lienzo
162x195cm
2015















Evocacion
oleo sobre lienzo
160x130cm
1985











La noche transfigurada
oleo sobre lienzo
162x195cm
2015
















PREGUNTAS AL HORIZONTE






La tristeza es un punto que se pierde en la distancia
oleo sobre lienzo
61x46cm
2014














Atardecer en silencio
oleo sobre lienzo
61x46cm
2014

















Cuando se asoma la noche
oleo sobre lienzo
38x46cm
2014














La mirada sosegada

oleo sobre lienzo
38x46cm
2014









Crepúsculo
oleo sobre lienzo
75x46cm
2014












El viajer paciente
oleo sobre lienzo
60x70cm
2014



















Bajamar
oleo sobre lienzo
170x110
2012














EL TALLER DE LAS IDEAS



El lenguaje poético, el verbo, la percepción directa de las cosas, las reflexiones del sabio, el sentir consciente de los presentes sucesivos, la emoción furtiva e invasora, son las herramienta necesarias para desarrollar mi universo pictórico y expresar en un espacio simbólico mi dialogo con el mundo, mí interpretación de la naturaleza esencial para transmitírsela a los demás -no mirar a la Naturaleza desde fuera sino actuar como médium para que mi espíritu pase a través suyo- lo que en China llaman chi (el pintor contempla el paisaje, penetra en el y en otro momento, en su estudio, lo plasma en materia artística) esto hace que el paisaje no se mire sino se sienta.















BIOGRAFIA

Eduardo Dios Jaraiz nace en Pontevedra el 17 de Diciembre de 1946.
Transcurre toda su infancia en Tetuán (Marruecos). A los pocos meses de nacer se establece en uno de los lugares más vitales de la tierra, puerta de dos continentes, precisamente de los dos continentes con las culturas y modelos de pensamientos más antiguos y antagónicos.
Estudió en el Colegio del Pilar de Tetuán. Percibió los aromas, los sonidos, el resplandor de un sol único y la brisa de dos mares repletos de historia. La descripción de esta etapa de su vida, aun siendo somera es indispensable para comprender de donde proviene todo lo que hace. El conjunto de esas sensaciones se abrigan en el fondo de su memoria para manifestarse en la pintura como una marca indeleble que pese a la diversidad temática y al tiempo transcurrido estará por su intensidad siempre presente.

Correr por el jardín entre jacintos y escuchar el sonido del vencejo en primavera se une indivisiblemente a mis recuerdos de infancia en Marruecos. Al fondo del paseo juegan los niños mientras el cielo se apaga en un crepúsculo empujado por la brisa templada, el aroma de las flores se intensifica y mi universo infantil se inflama en ese instante afortunado como un globo que desde el pasado recorre un fragmento de mi vida, volar y volar entre golondrinas que rubrican el cielo con nombre de atardecer.
Los recursos de la tierra no son solo sus frutos materiales, el instante fugaz que todo lo envuelve también alimenta a los seres que en ella habitan. Alimenta y enriquece su espíritu. El aire y lo que vuela, la fragancia que despiden los jazmines, el color de la tarde, las voces del almuédano desde el alminar, eternos rezos entremezclados entre tantas creencias.
Un día de madrugada nos fuimos de Tetuán para siempre. Partimos engañados y mi vida también la partieron en finos pedazos. Seria el amanecer mas amargo. Tras el monte Dersa se hayan escondidos mis años inocentes, los años de aquella infancia regalada en Tetuán, ciudad cercada por hermosas huertas y regada por mil fuentes”.
Eduardo Dios Julio 1997



Regresa a los once años a Galicia. La transformación es profunda. Es otra luz, otro acento, los amigos de aquel mundo ya no están, “son tantos los universos que desaparecen”. Las señales de esa ausencia se hacen indelebles.
Pese a todo, descubrió con lentitud los misterios de un país profundo y sublime con una naturaleza que sobrepasa muchas veces a sus propios moradores. El paso de los años le revela el laberinto vital de una tierra compleja. De una naturaleza que dicta la norma, los humores, sus leyendas, el carácter. Las olas, la bruma, la lluvia, el valle, sus montañas, modelan al hombre como una madre a su hijo, con una fuerza salvaje y primitiva.
Es en Pontevedra donde cursó estudios de Bachillerato e inicio sus primeros conocimientos de dibujo y composición con el profesor Guillermo Smyth, gran conocedor de la forma, la perspectiva y del siempre difícil tratamiento de la luz.
En 1966 ingreso en la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid, formando parte del equipo de dibujo anatómico creado por el profesor Gómez Bosque. De naturaleza humanista y apasionado admirador del arte, dejaría en el una profunda señal por su particular visión del hombre influyendo decisivamente en su posterior inquietud como pintor; llegar al tratamiento del hombre desde su expresión gestual y fisonómica mas elemental, en su actitud mas espontánea y viva.
En 1969 abandona la carrera de medicina para estudiar en Madrid Arte y Decoración en la Escuela F.A.E. (Fomento de las Artes y de la Estética) y obtener posteriormente el título de Graduado en Artes Aplicadas y Oficios Artísticos en Zaragoza.
Regresa nuevamente a Pontevedra en 1972. Simultáneamente imparte clases de modelado, color y composición en el Taller Estudio de Expresión Plástica, perteneciente al ministerio de Cultura, compaginándolas con la actividad decorativa.
Atraído por los recursos que ofrece el arte digital en toda su extensión, trabaja desde hace muchos años en el campo del dibujo asistido por ordenador con todo el potencial que esto conlleva, en el ámbito de los proyectos de arquitectura, paisajismo y creación plástica.


En la actualidad comparte además la profesión de diseño de interiores con el estudio permanente de creación plástica. 




EXPOSICIONES
1974
Santiago de Compostela- Exposición individual: 16 al 30 de Diciembre.
Sala de Exposiciones Aula de Cultura,
Caja de Ahorros de Santiago.


El Correo Gallego
18 de Diciembre de 1974

Excelente toda la obra colgada en el Aula de Cultura por el pintor pontevedrés Eduardo Dios Jaraiz, un artista que comienza a pisar fuerte en los medios artísticos nacionales y que camino lleva de figurar entre lo bueno de nuestra pintura actual.
La obra de Eduardo Dios gusta de entrada por su fuerza y su cohesión…….
…….En la serie personadas la línea increíblemente delicada, sirve de perímetro casi invisible a un puñado de figuras robustas, contundentes y a pesar de ello, tremendamente entrañable y hasta frágiles. De toda la hermosa serie “El sembrador” es, a mi juicio, lo mejor del artista…….
…….En resumen, un buen pintor -Tan bueno como dibujante, caso que no siempre se da- , Una obra extraordinaria y, sin duda, uno de los mejores acontecimientos artísticos de este año que agoniza.”



1975
Pontevedra- Exposición individual: 20 al 30 de Julio. Sala de Exposiciones de Información y Turismo.



La pintura de la íntima oscuridad

Luciano del Rio
Escritor y crítico de arte
29 de Julio de 1975
Una tensión íntima individual es la que se acusa en los personajes que protagonizan cada uno de los óleos que Eduardo Dios expone. Esta es la inmediata impresión que se percibe al contemplar esa espléndida exhibición estética. Los cuadros tan coloristas, de Eduardo Dios, nos introducen en un mundo de seres que viven una existencia repleta de problemas y vivencias agobiantes e incluso torturantes. Yo diría que esta pintura es de talante “existencial” pese a que la expresión heideggeriana esta excesivamente manoseada y ciertamente adulterada. Y la califico de existencial en el sentido de que “esta ahí”manifiesto en cada protagonista de ese mundo cerrado que es cada cuadro, salta, se “levanta” o sale de “algo” que es su subjetividad. Tal es el sentido que de la existencia humana tienen pensadores como Heidegger y nuestro Unamuno, ambos situados, como se sabe, en la línea de la llamada filosofía existencial. . Y como lo que hay de esencial en la existencia o en el vivir cotidiano del hombre es la preocupación, digo que en las figuras de esos cuadros de Eduardo Dios “viven” una carga de tremendos y agobiantes problemas humanos que pese a su afán de soledad, afloran claramente con intentos de comunicación y el contemplador se siente solitario de tales angustias. Como que la sociedad nace paradójicamente de la soledad.
Estos fenómenos humanos a los que tanta atención presta nuestro pintor, acaso como estudiante que fue de medicina, los expresa plásticamente con dilataciones y abultamientos de las formas acusadas con grandes manchas, con lo cual alcanza a darles , a su vez, una intensa fuerza expresiva. Las perspectivas dadas a estas formas con ensanchamientos y alargamientos, es el modo de hacer visible la inquietante vida de esos seres que viven en y con su congoja. Se explica que el ayudante de anatomía que fue Eduardo Dios sepa del efecto físico, corporal, que producen los estados tensionales anímicos en todo ser humano.
El arte de Eduardo Dios es la pintura de la íntima oscuridad y, a la vez, de las ardientes confesiones humanas. Este muchacho agudo e inteligente, sabe mucho de lo que en torno suyo acontece; lo que las gentes, en su estrato más hondo, padecen. Es el amigo silencioso de los hombres que sufren en el campo yermo, que solía decir el gran Georges Rouault. Acaso el mundo todo que nos descubre es como un signo de lo que el hombre está siendo y no debería ser. Por eso cuando dibuja una cara lo que justamente no le importa es la corrección de las proporciones sino la irradiación moral que esa cara refleja; la incorrección anatómica contribuye a una clarificación. Por eso en su sentido mas profundo, Eduardo Dios hace suyo el axioma de Stendhal: “La pintura no es mas que una construcción moral”.


Pontevedra– III Bienal Nacional de Arte. Excma.
Diputación Provincial de Pontevedra.

Barcelona-Octubre -Bienal de Pintura Contemporánea. 25
Caja de Ahorros y monte de piedad de Barcelona.

Ferrol– 31 de Octubre a 9 de Noviembre. Premio Regional
de Pintura “Álvarez de Sotomayor”.

Pontevedra-exposición individual: 20 a 29 Noviembre
Sala De Arte Caja de Ahorros de Pontevedra.

1976
La Coruña - Exposición individual: 2 al 10 de Febrero, 1976.
Salón de exposiciones Palacio de Maria Pita .Ayuntamiento
De La Coruña.

Lalin - 22 de Febrero. I Certamen Provincial de Pintura.
Biblioteca Municipal. Ilustrísimo Ayuntamiento de Lalín.

Orense – Exposición individual: 1 al 15 de Abril. Sala de
exposiciones del Liceo Recreo Orensano.




La Región Orense
7 Abril de 1976

El conjunto es armonioso y refleja una gran unidad de criterio en el tratamiento de los tipos. Una exagerada apreciación de volúmenes con entornos vivos en color y cromatismo tendentes a una plasticidad agradable.”




Vigo – Exposición individual: 13 al 26 de Abril. Sala de
Exposiciones Caja de Ahorros Municipal de Vigo.


Castro Couso
Voz de Galicia
20 Abril 1976

Obras de personalísima imagen en las que domina totalmente la figura humana, conformada por un dibujo no muy ceñido pero de poderoso efecto, con el que el artista trata de expresar fuerza y vigor”.

Ferrol - Exposición individual: 6 al 16 de Mayo en la Caja de
Ahorros.

Pontevedra – II Bienal Internacional de Arte. Excma.
Diputación Provincial.
Oviedo - Octubre Noviembre. I Bienal Nacional de Arte
Ciudad de Oviedo. Ayuntamiento de Oviedo




1977
Pontevedra- IV Bienal Nacional de Arte. Excma. Diputación
Provincial.


1978
Pontevedra-III Bienal Internacional de arte. Excma.
Diputación Provincial.


1979
Pontevedra – Exposición individual: 22 Enero a 1 Febrero.
Sala de Exposiciones Caja de Ahorros Provincial de
Pontevedra.

Pontevedra-Exposición Colectiva -inauguración Sala de
Exposiciones- Delegación Provincial Ministerio de Cultura.
Pontevedra- V Bienal Nacional de Arte – Excma.
Diputación Provincial.

1980
Pontevedra – Agosto. IV Bienal Internacional de Artes
Plásticas. Excma. Diputación Provincial.
Pontevedra -21 al 30 de Octubre Sala “A” de Exposiciones
de la Delegación de Cultura .



1981
Lugo -Exposición individual: 26 de Enero al 5 de Febrero.
Sala de Exposiciones. Excma. Diputación Provincial.
Villagarcía de Arosa -Exposición individual: 18 de Marzo.
Sala de Exposiciones Del Casino.

Pontevedra – Mayo. Exposición colectiva. Galería de Arte
Laberinto.

Pontevedra -VI Bienal Nacional de Artes Plásticas. Excma.
Diputación Provincial.

Pontevedra -22 al 30 de Septiembre. Exposición Colectiva.
Patrocinada por La Delegación Provincial del Ministerio de
Cultura “El mar visto por los pintores pontevedreses”.
Pontevedra - Exposición individual: 9 al 19 de Diciembre
Galería Torrado.


1982
Pontevedra – Exposición individual: 17 al 27 de Noviembre.
Sala de Exposiciones Caja de Ahorros de Pontevedra.

Marisa Paredes
Licenciada en historia del arte y periodista.
La voz de Galicia
26 de Noviembre de 1982
Resulta sugerente su interpretación y aportación personal al tratamiento de los temas dándole un sello inconfundible.
Es un pintor que sale a la búsqueda de la escena o de la sensación que ha de plasmar a sus lienzos. Pinta con gran maestría, ríos que deambulan despaciosa y lentamente hacia mares tranquilos y desenfadados. Aguas que acarician playas, puertos, barcas y cielos en el horizonte.
Colores oscuros (granates) inmersos en una atmósfera de claridad, cierto puntillismo y geometrismo, son los elementos que utiliza Eduardo, para presentarnos un mundo presidido por lo humano. Su propio mundo, algo de gran humanidad.”


1983
Pontevedra – 8 al 24 de Septiembre Colectivo de Pintura
Gallega .Sala Torrado organiza Galería Altamira.

Pontevedra- Exposición colectiva. Consellería de Cultura
Xunta de Galicia .Jornadas de Expresión Plástica y Música.

Ponteareas-10 de Diciembre. Exposición colectiva.
Consellería de Cultura. Xunta de Galicia. Jornadas de
Expresión Plástica y Música.

A Estrada–25 de Noviembre. Exposición colectiva.
Jornadas de expresión plástica y música coral. Delegación
Provincial de Cultura. Xunta de Galicia

1984
Santiago – 25 26 27 de Mayo. Primeiros Encontros de Arte
Galega .Dirección Xeral de Cultura , Xunta de Galicia.


1985
Barcelona -15 Noviembre al 15 de Diciembre.1ª Bienal d`art
Palau de Pedralbes. F.C.Barcelona.

Pontevedra-9 al 19 de Diciembre. Sala de Arte de la Caja
de Ahorros Provincial de Pontevedra.


Antonio Blanco Freijeiro
Académico de la Real Academia de la Historia
Catedrático de Arqueología de la Universidad Complutense

Hay y habrá siempre partidarios de una Galicia brumosa y gris, de fondos verdes y húmedos, pero también los hay de una Galicia cerebral, nítida y luminosa, como bien sabía aquel bardo renacentista que cantaba sus craras manáns. Esta última es la que veo en nuestros cuadros grandes y pequeños de Eduardo Dios, un cosmos suyo, muy sentido y muy pensado, sobre un tapiz de recuerdos y fervores inevitables: de Turner a Cezanne, del impresinismo al cubismo.



1986
Burgos – 15 al 23 de Marzo .Exposición colectiva
Exposición de Pintores Pontevedreses”

Pontevedra – 11 al 18 Diciembre. Exposición colectiva
patrocinada por Delegación de Cultura de Pontevedra .



1987
Vigo – Exposición individual: 9 al 22 de Enero. Sala de Arte
Caja de Ahorros Municipal de Vigo.

Baiona la Real. 24 de Julio al 31 de Agosto.
I Bienal de Arte del Mar. Casa de Cultura.


1988
Valladolid - Exposición individual: 15 al 29 de Abril. Sala de
Arte. Caja de Ahorros Popular de Valladolid.


1989
La Coruña- 8 de Agosto al 3 de Septiembre.
1 Mostra Union Fenosa De Pintura Y Escultura.
Estación Marítima.







Toledo – Exposición individual: 16 al 28 de Octubre. Sala de
Arte. Palacio de Benacazon. Caja Toledo.


1990
Madrid – Exposición individual: 1 al 15 de Junio.
Sala Barquillo de Caja Madrid.

Exposición sobre el Cementerio Marino de Paul Valery .

El hombre observador de los acontecimientos que se suceden en el universo se rehace en si mismo para participar en la dinámica de toda lo existente.
Todo bascula en la lucha del filósofo por romper su éxtasis místico que lo detiene inmóvil en una pura observación y el impulso por seguir las pautas de su cuerpo y energía vital. De la meditación estática a la agitación de la propia vida. De la nada representada en la mar profunda, densa e inmóvil con losas de piedra como piel eterna, al sucesivo aliento y energía creadora representado por la luz, las olas, los cuerpos jadeantes, la espuma”.

Eduardo Dios julio 1988




Catalogo exposición

Los silencios de Valéry

No podría explicar con objetividad y en su contenido final mis pinturas sobre “el cementerio marino” de Paul Valéry del que solo evocar su nombre me traslada a un cúmulo de inquietudes de las que no recuerdo cual fue su origen ni el orden que yo me impuse para poder ser asistido por sus versos. Fueron años de trabajo interior en los que la ineficacia a la hora de hacer de ellos una forma visible no me permitió nunca disfrutar del sosiego de una liberación verdadera.
Sobre esa idea universal de nuestra dimensión interior, reflejada en una figura mental de la que extrae más beneficios la mas escueta solución hablada que cualquiera de mis alegorías de luz o artificio visual, conseguí sin quererlo engaño en el ojo ajeno. El simple hecho de escribir ahora es la crónica de una renuncia, una impotencia rabiosa que posiblemente cualquier otro por azar hubiera conseguido. Conceptos como absoluto, mutable, temporal, momentáneo o inmóvil, que tan resueltamente resume nuestra idea de estar, me hizo saber que no es fácil salirse de esa simplicidad verbal para poder comunicarlo. Animado por una audacia ingenua lo quise hacer imagen. Los resultados se evidencian según cada cual desee interpretar, pero me resisto a omitir que el solo hecho de tener que apostillar cada pintura con un fragmento de estrofa del genial poeta es síntoma de una frontal claudicación. Me consuela, si acaso, la elegante benevolencia de Paul Valéry cuando saliendo al paso de la presunta osadía de algunos que, como yo, pretenden interpretar sus versos afirma: Una vez publicado un texto, es un aparato que cada cual puede utilizar a su guisa y según sus medios. Pero hay algo que aprendí en este intento de trasmitir en un lienzo una idea esencial: el pensamiento individual sobre el fenómeno Supremo de nuestra conciencia de ser se aleja de toda posibilidad descriptiva, es la docta ignorancia de Nicolás de Cusa sobre el pensamiento que no puede y no debe ser expresado”.

Eduardo Dios 1988



1991
Pontevedra - 11 al 21 de Noviembre. Exposición conjunta
con el escultor Penado. Sala de Arte Caja de Ahorros de
Pontevedra.


1995
Pontevedra -11 al 23 de Mayo. Exposición Colectiva de 25
Pintores por el tercer mundo. Manos Unidas. Sala de Arte
Caja de Pontevedra.


1996
Pontevedra – 5 al 17 de Diciembre. Sala de Arte Caixa de
Pontevedra.


1998
Pontevedra- Noviembre-Diciembre. Exposición colectiva
Arte de Pontevedra”. Pazo de Congresos y Exposiciones.


Carlos García Bayon
Periodista y critico de arte
Pontevedra 1998

La pintura de Eduardo Dios no sé muy bien si expresa un mundo que comienza en un amanecer bíblico de verdes azulados, de horizontes sin horizonte, o es un mundo que concluye en una atmósfera de hondura sin nombre. Lo que quiere decir que Eduardo Dios, como un dios, hace metafísica y que uno ante sus cuadros necesita coger un buen sillón, sentarse, acomodarse y meditar sobre los espacios cósmicos del Génesis o del Apocalipsis lo cual tiene jerarquía y heráldica.
Pues es en esta metafísica donde el artista crea la atmósfera propicia, de pronto, como si explotase una semilla o un óvulo, aparece, igual que un Chirico, la verticalidad blanca y surrealista de la vida. Claro, no con la nitidez del lirio, sino como si las cosas no lograsen aun desprenderse de la placenta del nacimiento. Es una pintura meditada donde parecen que han puesto sus coordenadas los versos del “Cementerio Marino” de Paul Valery. En esta vibración onírica que Eduardo sabe crear semejante a una atmósfera expectante, intranquila, uno intuye que muy pronto va a llegar el Espíritu. Sus cuadros, casi desnudos, pero habitados por miles de sombras, alcanzan los mejores quilates.
Yo pensé lanzarme a las geografías inéditas de la obra de Eduardo Dios convencido de que en sus colores todo es posible. Opte al final quedarme en la ribera. ¿Como zambullirme en las luces que mastican en los pastos que semejan ecuaciones, si uno desea la tranquilidad-y tranquilidad no viene de tranca-y el sosiego? ¿Cómo, si escondido puede estar algún Saturno devorándolo todo? O me engaño y lo que escondo tras esas blancas esquirlas de vida es un demiurgo capaz de inventar de nuevo el mirlo y sublimarlo hasta un repostero decorado de rojos tudorianos? ¿Quien vive en estos castillos, vampiros o dulces Melibeas?. Lastima que salga de la pintura de Eduardo Dios con el alma en la boca y que tenga que usar palabras vulgares y prosaicas para expresarme. Yo pudiera hacer esta noche los versos mas bellos si Neruda me dejase espacio. Pero he de callarme. Creo al fin y al cabo que la pintura de Eduardo es para contemplarla en silencio y en silencio salir a respirar el oxigeno. En el principio fue el silencio. Paul Valery dice:”Tranquilo el techo, en que las palomas marchan , entre pinos palpita y entre tumbas….¡ Zenón, Zenón de Elea!¿Me has traspasado con esta flecha alada que vibra y vuela y no vuela nunca?”.
Pero en la inmensidad del Cementerio Marino se yergue igual que un falo clásico la columna dórica de un hombre corintio y un perro jonico que piedra a piedra, sepultura a sepultura, cementerio a cementerio van a emprender la tarea de la Torre de Babel pero sin babelismo. Lo expresa en un cuadro que puede ser pórtico de una metafísica donde Adán y Eva claman la libertad, la dicha….,


1999
Pontevedra-Agosto - Septiembre. Exposición colectiva “O
Apostolo, Pontevedra e os Camiños”.




2003
Pontevedra-Exposición colectiva Sala de Arte de Turismo.
Artistas por UNICEF”. Xunta De Galicia.


2005
Pontevedra-Exposición colectiva Sala de Arte de Turismo.
Artistas por UNICEF”. Xunta De Galicia.


2007
Pontevedra-Exposición colectiva Sala de Arte de Turismo.
Artistas por UNICEF”. Xunta De Galicia.


2009
Pontevedra- Exposición individual: 3 al 31 de Julio.
Galería Sargadelos.


El paisaje como expresión de nuestras emociones es una aventura y si nos situamos dentro de la escena con nuestra pobre dimensión es un ejercicio de grandeza. Esa es la paradoja, somos diminutos y la vez mas grandes en nuestro interior. La mirada se transforma en sentimiento y la distancia, el horizonte, la tarde sosegada nos arroja los recuerdos la vida derrotada por el tiempo hasta hacernos sustancia de paisaje. Y eso precisamente es lo que pretendo ofrecerles con mis cuadros un fundido de la materia y el espíritu de lo mortal con lo eterno de la brisa con el pensamiento.”
Eduardo Dios Junio 2009




2010
Pontevedra - Diciembre a febrero. Exposición colectiva
Pazo da Cultura de Pontevedra
Patrocinada por el Concello de Pontevedra y según iniciativa y lema de la Fundación Camino Portugués de Santiago


2011
Ponte de Lima (Portugal)- Febrero. Exposición colectiva
Patrocinada por el municipio de Ponte de Lima y el Camino portugués de Santiago.

Madrid- Marzo .Exposición colectiva.
Patrocinada por la Xunta de Galicia y Fundación Camino de Santiago.

2013
Pontevedra -Octubre a noviembre. Exposición conjunta con Pancho Rodiño.
Pazo da Cultura Pontevedra. Concello de Pontevedra.
Lema “Na beira do río. Dialogos na pintura”.





Ramón Rozas Domínguez
Licenciado en historia del arte
Critico de arte
Pontevedra octubre 2013

Ante su pintura uno tiene la sensación de que el cuadro lo lleva a otra dimensión, a uno de esos parnasos que solo la buena pintura es quien debe arrastrar al ser humano a lo largo de la historia.
Sus paisajes se conjugan con una configuración que va desde la anécdota hasta la monumentalidad en un binomio por el que laten una serie de ingredientes que son los que preocupan al pintor a la hora de presentar su relación con nuestro mundo. Hablamos del paso del tiempo, de la soledad, de la concepción del mito, de la sensualidad, de la lucha entre lo fugaz y lo eterno o de la palabra como soporte en el que el ser humano asienta su cultura y gran parte de su imaginario. Desde su fondo del mar, con Paúl Valery y “El cementerio marino”: “El tiempo reverbera y es el Sueño saber”, como norte de una brújula que lo lleva a navegar por el infinito de nuestro pasado, hasta sus composiciones con mujeres desnudas, como las Venus del renacimiento, Eduardo Dios compone siempre sus cuadros en base a una meditación previa, un andamiaje de dibujos, filosofías o pensamientos que primero juegan con el bloc o el folio para a posteriori dar el salto hasta el lienzo, o lo que es lo mismo hasta la eternidad. Preciso hasta el extremo, en sus cuadros se respira por un lado esa mesura en lo representado, la pulcritud de unas proporciones en la búsqueda de la belleza como atractivo para la visión del espectador. La pintura debe ser agradable para conseguir la complicidad del visitante y que este consiga así una experiencia sensorial placentera, dejándose llevar por el factor sensorial de la pintura, una sensualidad que no tiene porque estar limitada a un cuerpo y que tantas veces encontramos en la propia naturaleza.

Y es que la naturaleza también esta siempre presente en su obra, como escenario. Pero tambien como motivo, muchas veces es un cuadro dentro de un cuadro, un segundo plano que pelea con el primero como protagonista de la narración, porque en la pintura de Eduardo Dios se narran cosas , se nos cuentan historias unidas al mundo pasado pero configuradas desde un presente que dignifica este pintor con su mirada llena de sensibilidad, aportándole a ese presente un viento de frescura aunque proceda de las entrañas inexpugnables de nuestra cultura, o quizás por eso mismo. Esa narración visual contrasta en el primer momento con el hermetismo que se puede registrar en sus composiciones, obras que se vuelven hacia si mismas engrandecidas por la consecución de una atmósfera asombrosa. Esa consecución del efecto atmosférico es la que nos reafirma ante la presencia de un gran pintor, ese que trabaja con la luz o el color como registros ineludibles para que la obra posea la fuerza que se consigue en cada uno de los trabajos. Esa atmósfera es capaz de llenarse de dudas e incertidumbres, de intranquilidades por intentar asomarnos a esa ventana desde la cual entender la pintura, aunque la ultima comprensión venga siempre dada por la belleza. La única verdad irrenunciable de la pintura.

Se sustenta todo lo comentado en otra lucha, en este caso interior, la que compone la línea como representación de lo eterno y que va desde la composición arquitectónica hasta el horizonte que cierra muchas de sus obras, con la captación de la fugacidad, la condición de tránsito que subyace bajo nuestra presencia en el mundo. Desde un cuerpo a unas paginas lanzadas al aire, y caprichosamente mecidas por el viento, esa condición de lo etéreo nos recuerda la brevedad de nuestro paso por un espacio donde no dejamos de ser una circunstancia dentro de su devenir atemporal, “¡Volad, páginas deslumbradas! “Dice Paúl Valéry en el remate de su emblemática obra. Y con esas paginas volamos todos nosotros, allí donde nos lleva el tiempo, donde nos lleva la pintura de Eduardo Dios.



2014
Pontevedra-Mayo a Julio. Exposición colectiva.
Cafe Moderno.
Patrocinada por Fundación Caixanova con la colaboración Concello de Pontevedra



2014
Pontevedra  Octubre. Exposición individual.
Galería  Sargadelos.














                                                                           

3 comentarios:

  1. Poesía hecha pintura en un espacio arquitectónico de sensual soledad, bajo la atenta mirada de la razón ...

    ResponderEliminar
  2. Belleza plástica infinita donde superación, melancolía creando atmósferas de reflexión.

    ResponderEliminar
  3. Podría ser menos ambiguo en el.lenguaje

    ResponderEliminar